Nuevo material plástico para la industria termosolar


Hasta ahora, los colectores termosolares se fabricaban con materiales como el cobre o el aluminio. A partir de ahora, gracias a una innovación investigada por el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS), se podrán usar una nueva generación de materiales plásticos de bajo coste, con lo que se lograría bajar el precio de dichos colectores y hacer la energía solar más competitiva.

El proyecto Thermalcond tiene como objetivo la sustitución de los citados metales por un nuevo material plástico que logra las propiedades que necesita la industria gracias a la nanotecnología.

El sector termosolar, por tanto, puede salir beneficiado al mejorar la eficiencia de los colectores solares térmicos. Además, también se conseguiría una reducción de su peso, con lo que sería más fácil su transporte e instalación. Por último, al ser un material barato, no tendrían sentido los robos.

El plástico resiste la corrosión, es moldeable y, por tanto, permite diferentes diseños. En definitiva, se podrán fabricar colectores mucho más competitivos que los actuales desde varios puntos de vista: el económico, la facilidad de montaje, el diseño…

Una solución al problema de los robos

Hay que destacar uno de los problemas que solucionaría en el sector termosolar: en las instalaciones, a menudo, se roba el cobre, un material cotizado en le mercado negro. Con el plástico, este problema desaparecería.

La innovación que ha desarrollado AIMPLAS se basa en el uso de la nanotecnología, de modo que el plástico ofrece una mayor conductividad térmica. El proyecto Thermalcond se desarrolla desde hace dos años con el apoyo de la Unión Europea dentro del Programa de Investigación para pymes del VII Programa Marco.

Además de la nanotecnología, los nuevos colectores cuentan con un recubrimiento absorbente que mejora la eficiencia de transformación de la radiación solar en energía térmica. Este recubrimiento, en realidad, aumenta la eficiencia, no sólo en plásticos, sino también en metales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *