Nuevo récord de las renovables, cada vez más baratas

Share on Facebook20Tweet about this on Twitter10Share on Google+2

Energias renovablesLas energías renovables han aumentado su capacidad un 9 por ciento en 2016, un nuevo récord mundial, si bien su bajo coste ha supuesto un menor nivel de inversión, que ha descendido un 23 por ciento con respecto al año anterior.

En concreto, la energía eólica, solar, geotérmica, de biomasa y de residuos, hidroeléctrica y marina supusieron en 2016 un total de 138,5 gigavatios, frente a los 127,5 del 2015. Son las principales conclusiones del informe “Tendencias Globales de Inversión en Energía Renovable 2017”, recién publicado por la ONU junto a Bloomberg New Energy Finance y la Escuela de Frankfurt.

Caída de los costes

La caída de la inversión total, que fue de 241.600 millones de dólares (salvo las grandes hidroeléctricas), la más baja desde 2013, se ha debido a la caída de los costes, siempre según el informe, puesto que el gasto medio por megavatio de energía eólica y fotovoltaica descendió más de un 10 por ciento.

Por otra parte, junto a una reducción de los costes tecnológicos, la caída de la financiación se debe también a la desaceleración de distintas economías emergentes de gran importancia, como China o Japón.

En contra de la tendencia general, en Europa la inversión aumentó en un 3 por ciento, alcanzando los 59.800 millones de euros, con Reino Unido y Alemania a la cabeza.

“La tecnología limpia, cada vez más barata, supone una oportunidad real de obtener más por menos para los inversionistas”, explica el director ejecutivo del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, Erik Solheim.

Según Solheim, hemos de celebrar que se sume una doble circunstancia como ésta, en la que por un lado se produce una necesidad de negocio y, por otra, las ganancias suponen un avance hacia la tan necesaria sociedad baja en carbono.

En este sentido, el porcentaje de electricidad limpia aumentó, concretamente con un 11,3 por ciento en 2016, frente al 10,3 por ciento del año anterior. Puede parecer poca diferencia, pero traducido a reducción de emisiones, supone un ahorro de 1,7 gigatoneladas de emisión de dióxido de carbono.

Energías ecológicas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *