Sistema de biomasa en el monasterio de Samos


No es habitual que una caldera de biomasa se instale en una abadía, pero en realidad poco o nada tiene de especial que sus moradores quieran disfrutar de un sistema de calefacción basado en energías renovables.

De este modo, los monjes del monasterio de Samos dispondrán de agua caliente y calefacción en en el histórico monasterio, pudiendo disfrutarlo desde las mismas celdas.

La instalación la llevó a cabo la empresa Mainter, y según apuntan sus expertos, el sistema permitirá una pronta amortización, pues ahorra alrededor del 60 por ciento con respecto al gasto anterior ocasionado por la gasóleo como combustible.

Pellets como combustible

El nuevo sistema utiliza pellets (madera granulada) como combustible, una fuente de energía renovable procedente del entorno natural de la región. De acuerdo con explicaciones de Mainter, son necesarios dos kilos de pellets para conseguir la misma energía que con un litro de gasóleo.

El monasterio samonense, por lo tanto, ha decidido invertir en energías ecológicas para la calefacción de las celdas y el abastecimiento de agua caliente en un enclave donde los inviernos son especialmente fríos. Con ello pretende lograr, además de beneficios ambientales y laborales para la zona, un gran ahorro que viene muy bien para toda economía, incluida la de las comunidades que tienen un prior al frente.

Por otra parte, la limpieza de montes reducirá el riesgo de incendio en los montes de la región, algo en lo que la caldera instalada colabora, así como otros ayuntamientos gallegos cercanos, que también apuestan por la biomasa.


La abadía benedictina de Samos está situada en el Camino de Santiago y su vida monástica supera los 1.500 años de antigüedad. Su arquitectura mezcla estilos distintos, como el gótico, el renacimiento y el barroco, si bien hubo construcciones primigenias de las que no se conservan restos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *