Ventajas ambientales de las calderas de biomasa


Las calderas de biomasa tienen grandes ventajas ambientales y, sin duda alguna, el adjetivo ecológico casa perfectamente con ellas por muchas razones.

Como sistemas de calefacción, sin ir más lejos, son una opción verde gracias a utilizar fuentes de energía renovables, como son los residuos forestales, agrícolas o los procedentes de explotaciones ganaderas, entre otras. De este modo, estamos hablando de sostenibilidad, un concepto de gran valor ecológico.

Las calderas de biomasa también son respetuosas con el entorno por su contribución a la gestión de residuos, dándoles un uso que, a su vez, evita que recurramos a combustibles fósiles como el petroleo, el gas natural o el carbón.

Emisiones neutras

Las emisiones de carbono son neutras. Nadie niega que la quema de biomasa contamine, pero esta polución se contrarresta durante el crecimiento de la materia orgánica, es decir, durante el ciclo de vida de las plantas. Eso no impide, lógicamente, que la contaminación producida de grandes plantas pueda ser un inconveniente para el área circundante.

La contribución al cuidado ambiental que supone la recogida de material susceptible de convertirse en pellets ha de considerarse como un gran impulso a las zonas forestales, menos susceptibles de padecer incendios virulentos.


Prevenir la desertización es otra de las ventajas derivadas del uso de calderas, gracias a ofrecer una alternativa económicamente rentable a las tierras que están en barbecho mediante la plantación de cultivos para biomasa.

1 comentario

  1. Creon que si pudieramos conocer la mecanica del equipo en Colombia lo podriamos adaptar a nuestra economia y asi iniciar un proceso industrializado de BIOMASA que seria extremadamente benefico no solo para mi pueblo sino otros que sufren mismo mal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *