El santuario de San Javier ahorrará casi medio millón de euros gracias a la biomasa


El santuario de San Javier, en Navarra, es un lugar de peregrinación, descanso y meditación para muchos cristianos. Como lo divino no está reñido con lo humano, sus responsables han decidido invertir en energía renovable y limpia instalando una caldera de biomasa que les permita obtener los tan necesarios servicios de agua caliente sanitaria y calefacción. Y, de paso, se ahorrarán un dinero.

La nueva instalación será implantada por la empresa Aresol y permitirá al famoso centro de peregrinaje, destino de lo que se conoce como las “Javieradas”, un ahorro de 475.910 euros en los próximos diez años. Hasta ahora, obtenían la energía de una instalación que funcionaba con gasóleo y que tenía una potencia de 1.200 kW.

El consumo anual de energía en el santuario es de 742.896 kWh, lo que suponía un coste de 102.685 euros. Con la nueva caldera de biomasa, sólo el primer año, el santuario ya reducirá un 10% sus gastos, logrando un ahorro de 10.268 euros.

El descenso de los costes crecerá año a año, de modo que el ahorro total durante la siguiente década llegará a los 475.910 euros. A partir de entonces, aún será más rentable, pues se habrá amortizado la inversión. Así, el coste descenderá entre un 20 y un 30%.

El medio ambiente también se beneficia, ya que se dejarán de emitir a la atmósfera 276,9 toneladas de dióxido de carbono (CO2). Así, en los próximos diez años se evitará la emisión de 2.769 toneladas de CO2.

Telegestión y control remoto


La nueva instalación de caldera de biomasa, que suministrará el agua caliente sanitaria y la calefacción, cuenta con sistema centralizado de telegestión y control remoto. La inversión ha sido realizada al cien por cien por la empresa Aresol Energías Renovables. El contrato dura diez años, tiempo estipulado para pagar la instalación que, después, pasará a ser propiedad del santuario.

A partir de ahora, los peregrinos que se alojen allí, podrán disfrutar de energía limpia y renovable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *