Soluciones para la red eléctrica de la India: renovables y microrredes

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Unos 600 millones de personas en la India se quedaron sin electricidad hace unos días. No ha sido un caso aislado. Es un grave problema en el país que el Gobierno debe resolver cuanto antes. Algunos puntos de la red eléctrica del país fallaron sin que se sepa aún la causa. Aunque, sin duda, algo tiene que ver que, a menudo, la demanda de energía supere a la oferta en cientos de megavatios (MW). Hay apagones frecuentes en muchas regiones del país.

Cientos de trenes estuvieron detenidos durante horas debido a los cortes de energía, que afectó a ciudades tan importantes como Nueva Delhi. Para algunos la solución se encuentra en construir más plantas de energía y más líneas eléctricas, así como un aumento en el suministro de carbón y otros combustibles fósiles. Pero, en la India, algunas centrales eléctricas no funcionan a plena capacidad porque no disponen del suficiente combustible.

Por tanto, eso sería una solución que, a la larga, se convertiría en un problema mayor. La economía del país y el medio ambiente se verían perjudicados si se sigue apostando por los combustibles contaminantes.

Hay otras soluciones. Habría que desarrollar las energías renovables y apostar por la eficiencia energética. Y, sobre todo, no hay que incidir en una red que está sobresaturada y que, cuando se produce un fallo, afecta a la mitad del país, a millones de personas que se quedan sin electricidad durante horas. Hay que desarrollar la nueva tecnología: las microrredes o smart grids.

Las microrredes dan suministro a una zona pequeña con electricidad procedente de fuentes distribuidas, como generadores diésel en combinación con paneles solares y energía almacenada en baterías. Además, las redes locales pueden funcionar conectadas a la red nacional, pero también fuera de ella. Así, es un sistema que permite que empresas, hospitales y otros edificios y servicios esenciales funcionen aunque la red general esté sobrecargada o sufra fallos técnicos.

Las empresas indias tienen que hacer una enorme inversión en seguridad eléctrica. Se aseguran el suministro con fuentes propias de energía de reserva. Las microrredes son más fiables, aunque, de momento, sólo se pueden usar de forma limitada. Por otra parte, si se acaba el suministro de combustible diésel, algunas de estas redes locales no pueden funcionar.

Así que volvemos, una vez más, a las energías limpias y renovables, que, además, ofrecen autosuficiencia energética y seguridad de suministro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *