UPS emitirá menos CO2 aligerando el peso de sus furgonetas


¿Usar plástico puede ser ecológico? Según y cómo, como se suele decir. Es uno de los materiales más contaminantes del mundo, de eso no hay duda. Tarda décadas en biodegradarse del todo. Sin embargo, ¿y si usándolo se consigue un efecto positivo? ¿Sería, entonces, apropiado su uso?

El efecto positivo al que nos referimos es reducir la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), especialmente dióxido de carbono. Además de un ahorro en combustible. La idea la ha puesto en marcha la empresa de paquetería urgente UPS (United Parcel Service). Se trata de usar plástico para sus camiones para aligerar su peso y, de este modo, ahorrar en combustible y, por tanto, también disminuir las emisiones de GEI.

La medida, al tratarse de una empresa que trabaja en todo el mundo, como UPS, y que transporta más de 15 millones de envíos cada día, puede suponer un ahorro considerable. UPS cuenta con casi cien mil vehículos de reparto.

UPS trabaja en colaboración con las empresas Utilimaster e Isuzu en un camión de reparto construido con paneles de plástico y materiales compuestos que disminuya en más de 450 kilogramos el peso de los vehículos que se usan en la actualidad. Se están llevando a cabo pruebas con cinco prototipos llamados CV-23. Las pruebas se realizarán también en rutas reales para conocer con exactitud el ahorro que puede suponer esta medida. Las rutas elegidas son algunas de las que más extremas condiciones meteorológicas presentan, todas en Estados Unidos: la ruta por el desierto de Arizona, el crudo invierno de Albany y las carreteras en mal estado de Lincoln.

UPS cuenta ya con casi dos mil vehículos eficientes en su flota de vehículos. Pero la empresa quiere vehículos más ligeros y capaces de enfrentarse a rutas mucho largas de las que no puedan ocuparse, de momento, camiones o coches eléctricos.

Se calcula que se disminuirá el uso de combustible hasta en un 40%, algo que repercutirá tanto en los costes del transporte de los paquetes como en las emisiones de gases contaminantes. La única pega, no muy importante, es que la capacidad de carga se ha visto reducida de los 20.000 litros a unos 17.800 litros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *