Aerogeneradores de tela

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ya habíamos visto palas de aerogeneradores de madera o hechos con polímeros biodegradabales. Ahora prometen aerogeneradores de tela. Pero, ¿cómo es posible? ¿Resistirán la fuerza del viento si están fabricados con tela?

La idea es que las palas no estén fabricadas sólo con tela, sino que sea una mezcla de componentes. Así, se combinaría la tela con materiales avanzados y se remataría con un diseño inteligente. Todo ello, con una gran ventaja: reducir los costes de producción del aspa en un 40%.

La genial idea es de la empresa General Electric (GE). La compañía eléctrica quiere fabricar aerogeneradores a un menor coste, innovando en el diseño y logrando ser competitivos respecto a los materiales convencionales. La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Energía de Estados Unidos ha concedido a este proyecto una subvención de 3.000 millones de euros.

La idea es que un marco pueda sujetar la tela, que estaría muy estirada. El diseño no requiere formas grandes y caras, de modo que las aspas se podrían fabricar de una forma más automatizada.

En todo caso, cabe señalar que tampoco será un tela convencional, sino una fabricada expresamente, de larga duración y resistencia gracias a que está compuesta por vidrio y reforzada con resinas blandas y gomosas. De este modo, se consigue, a un tiempo, flexibilidad y resistencia, abaratando el coste de las aspas un 40%. En el coste total del aerogenerador, la innovación puede suponer una reducción del 10% de los costes totales.

Nuevas formas para adaptarse al viento

Pero, aparte de los beneficios económicos, el nuevo material permite diseños que no se podían ni imaginar hasta ahora. Por ejemplo, aspas que modifiquen su propia forma adaptándose a las condiciones del viento. Otra ventaja sería la facilidad de transporte de las aspas, que ya no serían tan largas y anchas como en la actualidad.

Wendy Lin, ingeniera principal del proyecto de GE, señala que el sector busca un cambio radical en la forma en que se fabrican las palas de los aerogeneradores para reducir el coste total de la energía eólica. No será fácil conseguirlo, pero, si se consigue, puede suponer un paso de gigante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *