Aerogeneradores marinos en la costa francesa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Francia ha decidido que debe aprovechar la fuerza energética que le puede proporcionar el mar. O, mejor dicho, la brisa marina. El Gobierno francés prepara una primera licitación para la instalación de plantas eólicas en el mar con una potencia global de alrededor de 3.000 megavatios. Según un periódico francés, el próximo verano estaría preparada tal licitación.

El primer ministro, François Fillon, ha preparado los últimos dictámenes para las condiciones de este concurso. Sus principales puntos serán anunciados en breve por el presidente de la República, Nicolas Sarkozy. El lugar elegido para el anuncio será Saint Nazaire, una de las regiones en las que se instalarán los aerogeneradores. Además, se instalarán parques eólicos marinos en Saint Brieuc, Courseulles sur Mer, Fécamp y Dieppe-Le Tréport. Todas las regiones están situadas en la costa atlántica del país galo.

Este proyecto se convertirá en el más importante de Europa, por el momento, de este tipo de tecnología. En total, se instalarán unos seiscientos molinos frente a las costas francesas. La inversión total se estima entre 6.500 y 9.500 millones de euros. Al otro lado del canal, el Reino Unido también prepara proyectos que impulsen la energía eólica en el mar, pero, de momento, no hay proyectos aprobados.

El proyecto francés supondrá una concesión con una duración de veinte años y estaría gestionado por la Comisión de Regulación de la Energía (CRE). Todo ello, a partir de que pasara un año desde su lanzamiento, es decir, desde 2012. La explotación de las plantas podría comenzar a partir de 2015.

Se esperan, entre los candidatos, compañías francesas como las eléctricas EDF, GDF Suez o Direct Energie y fabricantes o instaladores de turbinas como Alstom, Areva, Bouygues, Vinci, Nexans o Technip, aunque no se descarta que otras compañías de otros países entren en el negocio, como Centrica, Vestas, General Electric o Siemens.

El acuerdo de asociación exclusiva firmado esta misma semana entre la filial de renovables de Electricité de France (EDF Energies Nouvelles) y Alstom se sido interpretado por algunos analistas como un acuerdo previo antes de presentarse conjuntamente a la licitación. Por otra parte, grupos ecologistas y administraciones municipales y regionales tal vez pidan que la licitación baje hasta los 2.000 megavatios.

El Gobierno francés se ha fijado el objetivo de llegar a una potencia instalada de 6.000 megavatios en 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *