Isla solar flotante

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La compañía DNV Kema Energy ha diseñado una isla solar flotante. Se trata de un hexágono solar de gran tamaño que flota sobre el agua. La idea es instalar estas islas solares en el mar para producir energía eléctrica limpia y renovable que beneficie a miles de personas. El sistema ha sido bautizado como SUNdy y se ha presentado oficialmente en la Semana Internacional de la Energía de Singapur.

El concepto es una matriz hexagonal que usa paneles de película delgada de 560 W de potencia, flexibles y ligeros. De este modo, se puede mover al ritmo del mar, según ha explicado Sanjay Kuttan, director general del centro DNV Clean Technology en Singapur.

Se han unido varias de estas matrices para crear SUNdy, una isla solar que tiene, aproximadamente, el tamaño de un estadio de fútbol. En total, son 4.200 paneles solares y es capaz de generar 2 MW de potencia. También se pueden conectar varias islas entre sí, formando un campo solar de 50 MW o más.

La clave para la creación de esta isla solar está en el uso de un diseño de tensión. Es como una tela de araña, según los creadores, que se adapta a la forma y movimiento de las olas. Además, puede soportar las cargas externas que actúen sobre él.

Otra ventaja de SUNdy es que los paneles solares se pueden separar en secciones prefabricadas, lo que permite la fabricación a gran escala de la isla y simplifica su montaje. El conjunto se divide en zonas eléctricas, desde las que se conduce la electricidad producida al trasformador central de la isla. Desde allí, líneas submarinas de conducción eléctrica de 30 kV pueden conectar con otras islas, enlazándolas en serie y llevando luego la electricidad generada por todo el conjunto a una subestación en tierra.

Algunas de las ventajas de este sistema son, entre otros, el espacio que ofrece el océano, la ausencia de partes mecánicas, lo que reduce costes, disponer de agua para su limpieza y un mínimo impacto visual.

El sector de las energías renovables apuesta, una vez más, por la innovación tecnológica. Este trabajo de investigación y sus futuras aplicaciones potenciarán el uso del Sol como fuente de energía, un recurso sostenible y renovable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *