Ahorrar en la factura de gasoil gracias a la biomasa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El ahorro es morrocotudo, ni más ni menos que el 70 por ciento de la factura de gasoil se ahorrará una comunidad de vecinos de un inmueble ubicado en la zona Arturio Soria de Madrid, y todo por haber llevado a la práctica la genial idea de sustituir sus viejas calderas de gasoil por un par de calderas de biomasa.

Amortizar el cambio sólo les llevará de tres a cuatro años, por lo que el negocio tiene toda la pinta de ser redondo. En cifras, hasta ahora la factura energética era de 25.000 euros, y con el cambio ésta se reducirá a sólo 8.000 euros.

La instalación de dos calderas de biomasa de 100 kW cada una, permitirán cubrir la demanda energética que hasta ahora satisfacían otro par de calderas de gasoil de desigual potencia (una de 186 kW y otra de 60 kW).

Las nuevas calderas funcionan con un combustible granulado y alargado de madera conocido como pellet y con hueso de aceituna, es decir, reciclando restos procedentes de distintos usos agrícolas y madereros, incluyendo la poda o la limpieza de los montes.

El coste de la sustitución ronda los 60.000 euros, pero el gran ahorro en la factura de gasoil permitirá amortizar el cambio en unos pocos años, en función del uso. Una gran ventaja económica que está animando cada vez a más usuarios a invertir en ella.

Como es sabido, la biomasa es una alternativa verde a las fuentes de energía tradicionales, como son los combustibles fósiles. No sólo ahorran dinero en el coste energético sino que, al mismo tiempo, supone una apuesta por energías sostenibles y ecológicas. Andalucía es líder a nivel nacional en el uso de la biomasa a partir del hueso de la aceituna y pellet procedente de los olivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *