Arabia Saudí invierte en renovables: ¿se agotan sus reservas de petróleo?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Arabia Saudí es el segundo principal exportador de petróleo mundial y cuenta con una de las mayores reservas del planeta. Pero eso no significa que no invierta en energías renovables. Los reyes y príncipes de la dinastía de los Al-Saud viven en el lujo y no quieren que eso cambie. ¿Se estarán agotando esas reservas?

El Gobierno saudí ha hecho público un ambicioso programa de desarrollo de tecnologías renovables. En los próximos veinte años se van a invertir alrededor de 100.000 millones de dólares (unos 78.000 millones de euros) para instalar 54.000 MW. El objetivo es que en 2032 haya instalados 9.000 MW eólicos, 25.000 MW solares termoeléctricos y 16.000 MW fotovoltaicos. ¿Será que en 20 años no les quedará petróleo?

Según el ministro del Petróleo saudí (en cualquier otro país sería el de Energía o el de Industria), Al- Naimi, el plan tiene como objetivo situar a Arabia Saudí en un país líder en el desarrollo de las energías renovables. Prevén cubrir un tercio de la demanda eléctrica del país con la energía limpia y renovable.

Por otra parte, el ministro ha reconocido que extraer petróleo no crea empleo, ni genera espíritu emprendedor.

Para desarrollar el plan de energías renovables, se organizarán dos rondas de subastas de potencia de cuatro tecnologías (incluida la geotérmica): la primera, en 2013, con 650 MW para la eólica, y otra en 2014 con 1.050 MW. A partir de 2015, se establecerá un sistema de primas que tomará como modelo el sistema alemán.

Sin entrar a valorar las razones por las que Arabia Saudí ha tomado esta decisión, lo que no se puede negar es que beneficiará a todo el planeta por su contribución a la reducción de los efectos del cambio climático.

Por otra parte, las renovables cada vez van a ser más baratas respecto al petróleo. Económicamente, es una apuesta inteligente. Una apuesta que puede hacer cualquier país, porque el Sol y el viento, la biomasa y la energía del interior de la tierra, no son propiedad de nadie y están disponibles para todos.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *