Brasil triplicará su producción de renovables en 10 años


Alemania, China, Estados Unidos, Brasil son algunos de los países que están apostando decididamente por las renovables. En algunas décadas, esta decisión actual les reportará grandes beneficios económicos, tendrán una economía competitiva y habrán ayudado a mitigar el efecto del cambio climático.

En el caso de Brasil, el Gobierno ha diseñado el llamado Plan Decenal de Expansión de la Energía 2021. El informe prevé que, entre la energía minihidráulica (PCH), la eólica y la biomasa, se pasará de los 13.800 MW instalados a 2011 a algo más de 36.000 MW, en 2012, en tan sólo una década. ¡Y eso son contar con la energía fotovoltaica!

En porcentaje, este aumento supone pasar del 11,8% de la potencia total instalada en la actualidad al 19,8% en 2021. El crecimiento anual será del 10%. La eólica será la energía que más crecerá, si se cumplen las previsiones.

El sector eólico podría alcanzar los 16 GW de capacidad instalada, diez veces más que la capacidad actual. Hay seiscientos proyectos autorizados por la Empresa de Investigación Energética (EPE, por sus siglas en portugués), cuya potencia total supera esos 16 GW, 450 proyectos en el noreste del país, que producirán 12 GW y 150 proyectos en el sur, con 4,3 GW.

Un sector en alza

Toda la industria se beneficia de las inversiones en renovables y se crea empleo. Hace tres años había dos fabricantes de turbinas eólicas en Brasil. En la actualidad, hay ocho y, en 2013, habrá nueve. Brasil pasará de ser la undécima potencia mundial en eólica a la cuarta o quinta.

Otras fuentes renovables, como las térmicas a partir de biomasa (bagazo de caña de azúcar, principalmente) y las minihidráulicas, también se desarrollarán en los próximos años. Aunque hay que señalar que la energía minihidráulica ha perdido competitividad desde 2009.

La biomasa a partir de caña de azúcar superará previsiblemente los 10 GW en 2021. El potencial de esta fuente de energía se encuentra en los estados de Sao Paolo, Goiás, Mato Grosso do Sul y Paraná.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *