Casa que genera más energía que la que consume

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Mientras en Madrid se desarrolla la competición Solar Decathlon Europe, en otras partes del mundo también se diseñan casas eficientes. En este caso, es el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST, por sus siglas en inglés) el que ha presentado una casa-laboratorio diseñada con las normas más exigentes en consumo y generación de energía.

Esta casa puede ser habitada por una familia tipo de hasta cuatro personas. Tras una fase de prueba, de un año de duración, se utilizará para mejorar los métodos en las tecnologías de eficiencia energética y desarrollar normas rentables de diseño, con el objetivo de reducir el consumo total de energía, evitar la contaminación y ahorrar dinero en las facturas mensuales de la familia.

La casa se ha levantado en Gaithersburg, estado de Maryland. Tiene dos pisos, cuatro dormitorios y tres baños. Ha sido construida siguiendo los criterios de los estándares LEED acordados por el Green Building Platinum. La eficiencia energética se basa en la estructura de la construcción y en la elección de los electrodomésticos, así como en la generación de energía con calefacción solar de agua y los sistemas solares fotovoltaicos.

La casa ha recibido ayudas del estado para su financiación. Además, ha sido construida casi por completo con materiales fabricados en Estados Unidos. El Departamento de Energía de Estados Unidos ha colaborado en el diseño arquitectónico, la formación y la gestión del proyecto.

Durante el primer año de funcionamiento, la casa-laboratorio se utilizará para demostrar el consumo de energía neta cero. Se utilizarán programas informáticos y controles mecánicos para simular la actividad de una familia de cuatro personas que viven en la casa energéticamente eficiente, aunque, la casa no estará habitada. La actividad se simulará, lo que no es muy eficiente, la verdad.

Un sistema fotovoltaico solar generará electricidad y la energía que sobre será enviada a la red local de servicios públicos por medio de un medidor eléctrico inteligente. La casa tomará energía de la red los días que no pueda generar la suficiente, pero, según los cálculos de sus creadores, en el transcurso de un año se producirá lo suficiente para compensar la energía adquirida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *