Células solares flexibles

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El MIT (Massachusetts Institute of Technology) está desarrollando un proyecto para imprimir células solares en materiales como papel o tela. Se trata, pues, de células solares flexibles y su aplicación puede lograr que obtener energía a partir del sol sea mucho más fácil y universal. Desde ropa hasta cualquier tipo de papel, vallas publicitarias o en las diferentes partes de una casa, las posibilidades de colocación de las células pueden ser infinitas.

Pero lo mejor de todo es que el método para instalar las células solares no difiere mucho de una impresión de tinta sobre papel como la que se manda habitualmente desde el ordenador. Una vez impresas las células solares, se pueden conentar unos cables y exponer a la luz solar para llevar esa energía a algún dispositivo, como, por ejemplo, unas luces LED que muestren algún tipo de información, la hora o la temperatura del ambiente, por ejemplo.

El proceso de impresión es muy barato. La nueva tecnología ha sido explicada en un artículo aparecido en la revista Advanced Materials. En el proyecto participan profesores de Ingeniería Química, de Ingeniería Eléctrica y varios estudiantes y postdoctorados.

Hasta ahora, la producción de células solares requerían procesos en los que se producían líquidos perjudiciales para el medio ambiente y, además, era necesario hacerlos en altas temperaturas. Este nuevo proceso ideado por el grupo de investigadores del MIT utiliza vapores, no líquidos, y temperaturas inferiores a 120º C. De este modo, es posible imprimir las células en papel, tela o plástico.

El proceso no es demasiado complejo, aunque hay que señalar que sí es necesario que se lleve a cabo en una cámara de vacío. Básicamente, es un proceso de deposición de vapor que económicamente es viable y se puede comercializar sin un coste excesivo.

Las células solares flexibles funcionan aunque se doble el papel. También se han probado en una lámina de plástico PET (una versión más fina que una botella de refresco), que se ha plegado y desplegado mil veces sin disminuir en su rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *