China necesita infraestructuras adecuadas para asimilar sus megaproyectos eólicos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Según un estudio elaborado por el Earth Policy Institute (EPI), China instaló 18.000 megavatios (MW) de energía eólica en 2011, una cifra récord, aumentando su capacidad total hasta 63.000 megavatios. De este modo, el país asiático muestra su liderazgo en el sector de la energía eólica mundial.

Estados Unidos, instaló cerca de 6.800 megavatios, lo que aumenta su capacidad total hasta los 47.000 megavatios, suficiente energía para alimentar a diez millones de hogares. En todo el mundo, la energía instalada es de 41.000 megavatios de capacidad durante el año 2011, aumentando el total mundial hasta los 283.000 megavatios (lo que permitiría suministrar electricidad a 380 millones de personas con un nivel de consumo europeo).

Pero China no se detiene. De hecho, se espera que amplíe aún más su ventaja como líder mundial en energía eólica. Tiene proyectados una serie de megacomplejos que instalará en provincias del norte del país, con los que podría aumentar la capacidad total hasta los 140.000 megavatios en 2020. Dicha cantidad de energía sería superior a la capacidad total mundial a finales de 2008.

Sin embargo, regiones remotas del país pueden quedarse sin las turbinas y la energía limpia y renovable que proporcionan, debido a que son necesarias mejoras en la red eléctrica y la instalación de líneas de transmisión. La construcción de la infraestructura de la red eléctrica necesaria para absorber tal cantidad de energía eólica se encuentra mucho más retrasada que los proyectos de parques eólicos.

Por ello, los reguladores chinos han limitado la capacidad eólica permitida de 15.000 a 20.000 megavatios por año hasta que el acceso a la red se haya mejorado.

Por su parte, Europa, con casi 100.000 megavatios de capacidad eólica, lidera mundialmente el sector. Son 9.600 megavatios instalados en la Unión Europea en 2011, más del 20% de la electricidad usada en la región. Desde el año 2000, la Unión Europea ha añadido un neto de 84.000 megavatios de energía eólica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *