Eficiencia energética a través del intercambio de calor

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El proyecto Intelligent Use of Buildings Energy Information (Intube) está investigando cómo el intercambio de calor puede desempeñar un papel fundamental en la eficiencia energética de los edificios. Este proyecto está financiado con fondos de la Unión Europea.

Las tecnologías que aprovechan el intercambio de calor ofrecen algunas ventajas respecto a otras tecnologías de eficiencia energética. Sten-Erik Björling, científico especializado en ingeniería civil y medioambiental en la Universidad Tecnológica de Lulea (Suecia), asegura que la generación en el ámbito local puede resultar más cara, pero asegura el suministro frente a eventuales averías en una o dos tuberías de calefacción.

Otra de las ventajas de este método de transmisión de energía es que los costes de distribución son más baratos. La idea es equilibrar las diferencias entre los edificios comerciales, que demandan más calor durante el día, y las zonas residenciales, edificios que necesitan energía, sobre todo y en la mayoría de los casos, a primera hora de la mañana y durante la tarde.

Un sistema de intercambio de calor eficiente redundaría en beneficio de millones de ciudadanos europeos residentes en zonas donde se genera calor a través de colectores solares, calderas alimentadas por biomasa y centrales termoeléctricas combinadas.

Ahorro energético en edificios


El proyecto Intube pretende ser una ayuda el objetivo fijado por la Unión Europea de mejorar la eficiencia energética en un 20% antes de 2020. Este ambicioso objetivo debe enfrentarse a un problema: los edificios se renuevan muy lentamente y todavía hay demasiado edificios poco eficientes o, dicho de otra forma, que malgastan energía a raudales.

Intube quiere aumentar la eficiencia de los edificios existentes, manteniendo la comodidad de sus usuarios. Paralelamente, se planea una herramienta comercial con el objetivo de aprovechar datos meteorológicos para que los gestores de las centrales energéticas locales, de barrio, que generan calor, puedan planificar cada día si es preferible producir calor de manera centralizada o obtener la energía de las infraestructuras locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *