En avión de Australia a Gran Bretaña con combustible proveniente de desechos plásticos


Se va a llevar a cabo una de esas proezas que quieren reivindicar la importancia de apostar por las energías limpias y la sostenibilidad del planeta, en esta caso en el sector de la aviación. El objetivo es viajar desde Australia hasta Gran Bretaña con un avión que sólo estará impulsado por desechos plásticos.

Ocurrirá dentro de los próximos meses. La fecha exacta está aún por determinar. La avioneta ha sido bautizda como “Wings of Waste” (algo así como alas de residuos) y el valiente piloto será Jeremy Roswell, un australiano que busca concienciar a la gente sobre la importancia de abandonar la cultura de consumir y tirar.

El vuelo partirá de Sydney a Londres, cruzando Asia y Oriente Medio, antes de adentrarse en Europa. El combustible será refinado completamente a partir de residuos plásticos que, de otra manera, acabarían en la basura. De este modo, bolsas y botellas de plástico se aprovecharán para este viaje ecológico. Tras procesar el plástico, se obtiene un combustible similar al diésel que se usa en la aviación.

El combustible se obtiene calentando los residuos de plástico en un ambiente carente de oxígeno, a través de un proceso que se conoce con el nombre de pirólisis. El resultado: un combustible que es, esencialmente, petróleo. A pesar de esta destilación del combustible, sigue produciendo emisiones al quemarse, aunque no tantas como con los combustibles tradicionales. En este sentido, no se puede afirmar que sea un viaje estrictamente limpio.

El planeta está lleno de basura


El deseo de Roswell es que la proeza impacte en la conciencia de la gente hasta el punto de pensar en el despilfarro que supone su modo de vida. Los desechos que se tiran son perjudiciales para el medio ambiente. Pero, además, algunos de ellos se pueden utilizar para otros fines.

Sólo hay que mirar toda la basura que se acumula en el Pacífico y en el resto de océanos. El daño a los ecosistemas marinos es tremendo: animales que lo ingieren o se enredan, sustancias químicas tóxicas que se liberan y llegan a la cadena alimentaria. El planeta está lleno de basura, dice Roswell, y ya no cabe más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *