Energía a partir del agua evaporada

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter4Share on Google+0

Lago Curruhue
La obtención de energía recurriendo a nuevas fuentes o, si se quiere, a formas poco habituales de hacerlo, abre la puerta a procedimientos alternativos a los convencionales, así como a los que no lo son tanto. Este es el caso de un nuevo método de obtención de energía basado, ¡oh, sorpresa!, en la evaporación del agua.

La propuesta nos llega a partir de un estudio (news.columbia.edu/content/1736) publicado por la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, según el cual el 70 por ciento de las necesidades de electricidad de este país podrían satisfacerse mediante este innovador sistema.

Un nuevo método para obtener energía

Este nuevo método tiene su intríngulis. Según los autores, se trata de un proceso desencadenado por unas bacterias. En concreto, son claves las esporas de un determinado tipo de bacterias, al expandirse y contraerse para absorber agua que está evaporándose.

Aunque generar energía mediante este proceso supondría aprovechar el proceso de evaporación natural de los lagos a gran escala, y teóricamente sería posible, por lo pronto son solo hipótesis.

Centrándonos en las obras, que son amores, como dice el famoso refrán, los científicos han conseguido propulsar un coche en miniatura con electricidad obtenida de este modo.

Para llegar al objetivo apuntado, según el mismo estudio, sería necesario construir plantas generadoras en todos los lagos. Una posibilidad que, hoy por hoy, es pura utopía. Eso sí, los investigadores explican que poner en marcha este sistema en un lago concreto podría producirse una interesante cantidad de electricidad.

Sus cuentas pensando en el embalse Spence, en Texas, dan qué pensar. De acuerdo con sus números, este sistema permitiría obtener un 50 por ciento más de electricidad que la enorme granja eólica que hay cerca.

Por lo tanto, lo suyo será que se pongan manos a la obra, buscando inversores que hagan realidad este proyecto para comprobar que realmente es así. Si lo consiguen, quién sabe, podrían cambiar el futuro de la energía verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *