Google presenta la bombilla LED inteligente

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


No es la primera vez que hablamos del compromiso medioambiental de Google. Invierte en energías limpias y trata de llevar un comportamiento empresarial con criterios de sostenibilidad. Y siempre dando un paso más de lo que se espera de una enorme empresa, mucho más de lo que hacen la mayoría de multinacionales, esa memoria de sostenibilidad que sirve, más que nada, como promoción de la propia compañía y como ayuda para pagar menos impuestos.

Google invierte en productos ecológicos y en innovación. Ahora ha llegado a un acuerdo con el fabricante de iluminación LED Lighting Science Group para desarrollar una bombilla LED que podrá ser controlada mediante un teléfono que funcione con el sistema operativo de la compañía, el Android.

Llaman a este proyecto “iluminación LED inteligente”. El primer prototipo es una bombilla que equivale a una bombilla convencional con una potencia de 60 W. Se combinan en esta nueva bombilla el conocimiento que sobre geometría tiene la empresa Lighting Science y la experiencia en aplicaciones informáticas y conectividad a través de Internet de Google. Porque de eso se trata, de manejar la bombilla con la ayuda de una red local con conexión Wi-Fi. De este modo, se podrá encender la bombilla, apagarla e, incluso, controlar su intensidad lumínica o programar su funcionamiento para que se encienda a una cierta hora. Todas estas acciones se podrán manejar desde un teléfono móvil. Eso sí, sólo si lleva Android, tampoco Google va a tirar piedras contra su propio tejado.

Las empresas tienen previsto comercializar esta bombilla LED inteligente desde el próximo otoño. Esto puede ser el principio de un futuro hogar más inteligente y controlado fácilmente desde dispositivos móviles como el teléfono o el portátil. De este modo, no sólo se podrán encender las bombillas de una casa, sino también el horno, el agua caliente o la calefacción en invierno, de modo que la casa se vaya calentando mientras nos trasladamos del trabajo al hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *