La eólica, viento en popa: hasta el 20% de la electricidad mundial en 2030

granja-eolica
Las nuevas noticias sobre el avance de la energía eólica son prometedoras y, por extensión, también el de las energías renovables. Según el último informe Global Wind Energy Outlook, la energía del viento dominará el crecimiento del sector energético en el mundo, pudiendo llegar a suministrar hasta el 20 por ciento de la electricidad mundial.

En el habitual repaso de este estudio bianual a la potencia eólica en el último año, según dicho estudio, difundido ayer por el Consejo Mundial de Energía Eólica (GWEC) en Pekín, se especifica que la potencia eólica mundial alcanzó los 433 GW en 2015 y se prevé un crecimiento de otros 60 GW durante este año.

Un logro en el marco de la COP21

Los pronósticos esperan que se alcancen los 500 GW al finalizar el 2016. Durante la primera mitad del presente años se han observado unas cifras similares a las del mismo periodo del 2015. En cifras, por lo pronto puede afirmarse que todas las turbinas eólicas en funcionamiento a mediados de 2016 pueden generar cerca del 5 por ciento (4,7%) de la demanda mundial de electricidad.

Una cifra interesante, que previsiblemente se multiplicará para 2030, según el mismo estudio. Eso, “siempre que los países se tomen en serio los objetivos del Acuerdo de París” (COP21), apunta Steve Sawyer, secretario general de GWEC.

Para llegar a esta conclusión tan optimista el informe de GWEC ha analizado distintos escenarios elaborados con sus propios recursos como por la Agencia Internacional de la Energía (AIE). De cumplirse dicho pronóstico para el año 2030, la energía eólica alcanzaría los 2.110 GW de potencia instalada.

Tal potencia permitiría abastecer el 20 por ciento de la electricidad mundial. A su vez, el estudio apunta que ello supondría también otras ventajas a nivel económico, como la creación de 2,4 millones de nuevos puestos de trabajo, así como atraer una inversión anual de la friolera de 200.000 millones de euros.

El ahorro de emisiones también sería de impresión. En concreto, con ese 20 por ciento podríamos reducir las emisiones de CO2, el principal gas de efecto invernadero, en más de 3.300 millones de toneladas anuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *