Los chiringuitos de la Playa de la Malvarrosa quieren poner aerogeneradores en sus tejados

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Aprovechar la brisa del mar y las fuertes rachas que también se gasta el viento de levante es el objetivo de la propuesta de los hosteleros de la playa de la Malvarrosa, que pretende instalar en la cubierta de sus establecimientos unos generadores de pequeño tamaño que produzcan energía eólica.

La iniciativa tiene un fondo verde, en cuanto que supondría generar una cantidad suficiente de energía como para abastecer las necesidades eléctricas de los locales, un total de 14 restaurantes ubicados en el paseo marítimo de esta larga playa valenciana, conocidos como los chiringuitos.

Pero también hay un interés económico subyacente, que va más allá de un autoabastecimiento puramente ecológico. Tal y como afirmó la portavoz de la Fundación Biodiversidad, entidad vinculada al Ministerio de Medio Ambiente que recibió la propuesta, con ello se adecuarían al decálogo de buenas prácticas ambientales del Gobierno. De este modo, se estaría en una situación más favorable de cara a las próximas negociaciones de renovación de las concesiones de los mismos.

Los aerogeneradores que se quieren colocar en las cubiertas son de tecnología holandesa, tendrían una altura de casi tres metros y medio, pero emiten un ruido casi imperceptible gracias a materiales tipo neumático que minimizan el sonido.

Su instalación sería pionera en Valencia, pero no en España, pues algunos de ellos ya se han introducido en un complejo de edificios de San Sebastián, siendo un éxito en países como Reino Unido o Portugal.

La propuesta también prevé, en un futuro próximo, la instalación de paneles solares en las cubiertas, así como de decorar las terrazas con la flora autóctona de la Malvarrosa que extinguió la construcción del paseo en los noventa. Con todo ello se pretende que los locales cumplan a pies juntillas con las leyes y recomendaciones gubernamentales para construcciones en el litoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *