Modifican una bacteria para que fabrique combustible


No sé si el combustible creado por la bacteria Ralstonia Eutropha podrá hacerle sombra a los combustibles fósiles, mucho me temo que no, al menos por lo pronto, pero lo cierto y alucinante es que la manipulación de sus genes logra que ésta fabrique combustible.

La gasolina de obtenida es un tipo de alcohol llamado isobutanol, que puede mezclarse con la gasolina o también sustituirla, explican los autores de la sorprendente investigación, llevada a cabo por científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

¿Pero, y cómo puede ocurrir algo así? Los científicos apuntan que esta bacteria usa toda su energía en fabricar compuestos complejos de carbono cuando deja de crecer por padecer una situación estresante. Así pues, la manipulación de la misma se orienta, precisamente, a provocar esta situación de almacenamiento de carbono de forma permanente.

El resultado, básicamente, es que la bacteria reacciona acumulando carbono, su alimento, como respuesta al estrés, que interpreta como una situación de recursos limitados, y lo almacena en forma de polímero, una especie de plástico obtenido del petróleo. Sin embargo, plástico no es el resultado que pretendemos, sino combustible, que se logra con la modificación de sus genes.

En la práctica, aunque en el laboratorio ha utilizado azúcar, podría ser muy útil en convertir cualquier otra fuente de carbono, como residuos agrícolas o basuras urbanas, en un combustible que puede utilizarse en los motores actuales sin ninguna modificación. Aunque, por desgracia, no todo es tan bonito como parece, si bien el principal obstáculo no es extraer el químico deseado de su interior, pues lo expele por sí sola, sino una cuestión de posibles cantidades de producción.

Precisamente, las investigaciones ahora se centran en conseguir aumentar la producción, porque el trabajito que iban a tener estos microbios con nosotros iba a ser intensivo tanto en desechos como en demanda de combustible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *