Moto-taxis eléctricas en Ámsterdam


La idea es bastante nueva. Sin embargo, tiene todo su sentido. ¿Cuántos taxis circulan con un solo pasajero a bordo? Ese método no es muy eficiente. Para esos usuarios que no quieren meterse en el metro o esperar un autobús que, según la hora y el recorrido, pasan por el atasco de marras, una alternativa son las moto-taxis. Se contamina menos y se llega antes. Y, encima, se paga menos.

Pero para que este sistema sea realmente ecológico es necesario que las motocicletas no emitan gases contaminantes. Es precisamente el servicio que se ha lanzado en Ámsterdam, ciudad, por lo demás, famosa por el uso generalizado de las bicicletas.

Ante los grandes atascos y los precios de los carburantes, lo cierto es que las moto-taxis que funcionan con electricidad pueden ser un gran negocio en el futuro: no contaminan, son más rápidas en los desplazamientos y el cliente se ahorra dinero. La única pega puede ser que no se puede seguir trabajando mientras se va de “paquete” en la moto. ¿Pero eso es una pega?

En Ámsterdam, capital de Holanda, ha comenzado a funcionar el sistema llamado Hopper, un servicio de taxi que usa motocicletas eléctricas para dar el servicio.

Un precio fijo de 2,5 euros

Por lo demás, el sistema es similar al de los sistemas de taxi de toda la vida. Se puede solicitar si se ve una desocupada circulando por la carretera, se puede pedir una mediante una llamada telefónica o a través de internet y, en breve, la empresa ha prometido una aplicación para smartphones que facilite el servicio a los usuarios. Con una inversión de poco más de un millón de euros, Hopper tiene en las calles de Ámsterdam un centenar de scooters eléctricas diseñadas para el servicio de moto-taxi. La autonomía de los vehículos es de unos 130 kilómetros con cada carga.

Con este medio de transporte se evitan emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el centro de las ciudades, precisamente los lugares donde más se deberían evitar. Cabe señalar que el precio por carrera es fijo (teniendo en cuenta que Ámsterdam no es una ciudad muy grande), sin depender de los kilómetros recorridos: cuesta 2,50 euros cada desplazamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *