Nanomateriales para generar energía más limpia y eficiente


Las investigadoras Cecilia Solís y Mónica Burriel han sido galardonadas por la Academia Europea de Ciencias (Eurasc) por un taller sobre la utilización de nuevos nanomateriales que contribuyen a un consumo de energía más limpia y la producción de menos contaminantes. El premio tiene como objetivo promocionar a jóvenes científicos que se encuentren trabajando en centros de investigación o universidades europeas.

El premio Kepler Prize for European Young Scientists, KEYS 2012 (Premio para jóvenes científicos europeos) consiste en una subvención con financiación para realizar un taller durante una semana.

Cecilia Solís es investigadora posdoctoral en el Instituto de Tecnología Química, un centro mixto de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Ambas investigadoras han desarrollado el trabajo junto a otras dos colegas de Italia y Suiza y han recibido su galardón en la localidad belga de Lieja, donde está la sede del Eurasc.

Solís es licenciada en Físicas por la Universidad de Oviedo y doctora en Ciencias Materiales por la Universidad Autónoma de Barcelona. El taller, que contempla varios aspectos, se impartirá en mayo de 2013 coincidiendo con un congreso sobre materiales para energía: materiales funcionales para pilas combustibles de óxido sólido, electrocatálisis y electroquímica para conversión energética y membranas cerámicas para producción de química verde y generación de energía limpia son algunos de los contenidos que incluye el taller.

Sus estudios van encaminados al desarrollo de nuevos nanomateriales (con propiedades morfológicas diminutas) enfocados a producir energía más limpia respecto a otros más convencionales. La aplicación final de estos materiales, por tanto, es un consumo de energía más limpia. Por ejemplo, las membranas cerámicas se aplican para combustiones en centrales térmicas con oxígeno puro de forma que se consume más limpio y se producen menos contaminantes.

De igual forma, las pilas de combustible con óxido sólido, con hidrógeno puro o con metano, pueden tener un uso doméstico y, según Solís, el uso de estos nuevos nanomateriales se puede aplicar a todo tipo de sectores industriales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *