No es fácil producir biocombustible para tantos aviones

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La aerolínea británica British Airways (BA) quiere elaborar biocombustible a partir de residuos, pero algunos expertos dudan de que sea una medida efectiva y eficiente. En un principio, parecía que iba a ser posible producir una décima parte del combustible necesario para la compañía con este método ecológico, pero parece que no es así.

Así se desprende de un artículo escrito por Chris Goodall donde se analizan y comparan las cifras proyectadas por el jefe de Medio Ambiente de BA con los datos sobre residuos del Gobierno y los ajustes para la eficiencia de conversión de residuos en biocombustible. La expectativa de BA era que el Reino Unido produjera cerca de 200 millones de toneladas de residuos adecuados para la conversión mediante un proceso de gasificación para una aviación baja en carbono. El responsable de Medio Ambiente de BA dice que con medio millón de toneladas de estos desechos podría producir alrededor de 50.000 toneladas de biocombustible para aviones.

Sin embargo, hay varios problemas. El primero de ellos, que, paradójicamente, producimos menos desechos de los que se calcularon. Además, un mundo sostenible debe intentar reducir la cantidad de desechos todo lo que pueda. Por otra parte, tampoco todos los desechos se pueden usar para este fin. Sólo se pueden elaborar biocombustibles que contengan ciertos elementos químicos. Las fuentes ǘalidas podrían ser los residuos de alimentos, caucho, textiles, papel y otros productos que contienen carbono e hidrógeno. Pueden llegar a suponer la mitad de los residuos totales.

Pero, incluso consiguiendo el tipo de residuos adecuados, se produciría menos biocombustible del esperado. En el proceso de conversión de residuos a biocombustible se pierde energía, algo que ocurre en cualquier proceso de conversión de energía, por otra parte. Las mejores tecnologías de gasificación sólo recuperan el 50% de la energía a partir de residuos de alimentación. La planta de BA tendrá incluso menos eficiencia.

Por tanto, no es tan fácil proveer de combustibles ecológicos a los aviones. Hay limitaciones físicas y tecnológicas. Aunque, con todo, hay que seguir por ese camino.

BA quiere que la planta de producción de biocombustibles comience a funcionar en 2014, elaborando 60 millones de litros de biocarburante para aviones, con los que se podrá abastecer un 2% de los vuelos que aterrizan en Heathrow, el principal aeropuerto inglés. ¿Lo conseguirá?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *