Nuevos objetivos obligatorios de uso de biocarburantes en España


El pasado viernes 1 de abril de 2011 se aprobó un Real Decreto aprobado por parte del Consejo de Ministros del Gobierno de España en el que se establecen los nuevos objetivos anuales obligatorios mínimos de venta o consumo de biocarburantes con fines de transporte para los tres próximos años.

Según la nueva normativa, los objetivos serán del 6,2% para los biocarburantes, del 6% para los biocarburantes en diésel y del 3,9% para biocarburantes en gasolinas durante 2011, mientras que, tanto en 2012 como en 2013, los objetivos son de 6,5%, 7% y 4,1%, respectivamente.

Los cifras definitivas son más elevadas que las consideradas anteriormente y que se realizaron tomando como referencia los objetivos que indicaba el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables (PANER) 2010-2020.

Esta normativa se enmarca dentro de una Directiva comunitaria de 2009, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables, que establece que cada Estado miembro de la Unión Europea velará por que la cuota de energía procedente de fuentes renovables en todos los tipos de transporte en 2020 sea, como mínimo, equivalente al 10% de su consumo final de energía en el transporte.

El Gobierno ya había marcado una senda para la incorporación de biocombustibles en el periodo 2011-2013. Sin embargo, con la finalidad principal de reducir las importaciones españolas de petróleo, el Gobierno decidió en el Consejo de Ministros del pasado día 4 de marzo, en el marco de un paquete de medidas de ahorro energético y reducción de la dependencia de combustibles, elevar los objetivos mínimos de consumo anual de biocarburantes para el periodo 2011-2013.

El aumento de la proporción de los biocarburantes en el consumo final de los combustibles ayudará, pues, a reducir el consumo de combustible fósil en el sector de transporte, además de contribuir a diversificar las fuentes de energía primaria, a incrementar la seguridad del abastecimiento energético y a acrecentar la independencia energética. Poco a poco, pero sin pausa, se trata de dejar de usar el petróleo y sus derivados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *