Obama apuesta por las renovables en detrimento del carbón

Barack Obama discurso
Barack Obama quiere dejar su cargo por todo lo alto. Está consiguiendo grandes cosas, como el histórico acuerdo con Cuba, pero quiere hacer mucho más para ser recordado como uno de los mejores presidentes de la historia de Estados Unidos.

Una de ellas es apostar por las energías renovables, algo que sin duda alguna perjudicaría al carbón. Es una idea magnífica, pero los republicanos no creen en el cambio climático y en algunos Estados se va a encontrar con la oposición de quienes viven por y para el carbón.

Objetivo que ya veremos si se cumple

El objetivo que se ha fijado es ambicioso. Quiere que las emisiones de las plantas de generación eléctrica sean en 2030 un 32% inferiores a lo que marcan los registros de 2005. No es tarea fácil, pero en otoño de 2016 presentará un plan que debería ponerse en marcha no más tarde de 2022.

Insuficiente para los ecologistas

Aunque un 32% es un porcentaje muy elevado, no deja de ser insuficiente si tenemos en cuenta los números de contaminación de Estados Unidos. Por eso muchas organizaciones ecologistas han alzado la voz pidiendo un esfuerzo mayor, aunque éste no parece que se vaya a producir en los próximos años.

Barack Obama Estados Unidos

Ineficiente como pocos

Las toneladas métricas de gases emitidas por Estados Unidos son escalofriantes. Nada más y nada menos que 2.043 millones, el triple de lo que emitió Alemania, que es la cuarta economía del mundo. Solo China, Rusia e India sacan peor nota que ellos en materia de eficiencia energética.

Guerra contra el carbón

El 76% de la producción procede del carbón y eso es un problema al que deberá enfrentarse. En 25 de los 50 Estados de la nación hay minas activas de carbón y los poderes económicos que las controlan no se van a quedar de brazos cruzados. De hecho, es un lobby que tiene más fuerza que el de las petroleras, motivo por el cual 12 Estados ya han hecho pública su intención de llevar la nueva regulación a los tribunales.

Estaremos atentos a lo que sucede hasta otoño de 2016. Obama tendrá un largo camino por recorrer y no serán pocas las trabas que tendrá que esquivar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *