Obama promete impulsar las renovables

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prepara su reelección mientras el Partido Republicano elige al candidato que se enfrentará con él entre políticos que creen en el creacionismo y niegan el cambio climático o, al menos, la responsabilidad del ser humano en el proceso. Maneras muy diferentes de ver el mundo y hacer política.

Obama sigue en una línea que, si tenemos en cuenta que hablamos de la política de Estados Unidos, se puede calificar de valiente y diferente a la que se han vivido años atrás. Un ejemplo de esta nueva política (en algunos aspectos, al menos) es su relativa independencia ante los grupos de presión de las empresas petroleras y su apuesta por las energías limpias. En Miami, Obama presentó una nueva política energética, que destinará más fondos para las fuentes renovables y con la que quiere poner fin a un siglo de subsidios a la industria petrolera.

Que el presidente del país que más depende de los coches y de los combustibles fósiles haga una declaración así resulta, cuanto menos, esperanzador. Es un cambio. Se haga realidad o no. Es una tendencia, un cambio de mentalidad en una sociedad que no destaca precisamente por ser la más abierta del mundo.

Obama ha hecho estas declaraciones en un acto en Coral Gables, Florida, uno de los estados que será clave en las elecciones presidenciales que se celebrarán en noviembre. El actual presidente de Estados Unidos recordó la importancia de reducir la dependencia del petróleo extranjero, pese a que no hay soluciones rápidas. Será, pues, un cambio paulatino. Pero se trata de plantar la semilla para que los beneficios se recojan dentro de unos años.

Como estrategia para reducir las importaciones de petróleo, el presidente Obama propuso desarrollar las fuentes energéticas disponibles en el país, como la explotación de yacimientos de hidrocarburos estadounidenses, así como la energía eólica, solar, nuclear y los biocombustibles.

Obama también recordó que el país aumentó la explotación de petróleo y gas dentro de sus fronteras y redujo la dependencia del crudo extranjero por debajo del 50% en 2010 por primera vez en treinta años, al tiempo que se aprobó la construcción de los primeros reactores nucleares en tres décadas. Por tanto, no sólo se trata de respetar el medio ambiente, sino también de aumentar la autosuficiencia energética y la seguridad nacional.

El gobernante señaló, por último, el aumento del precio del petróleo, que ha llegado al máximo en lo que va de año, algo que puede tener repercusiones en la recuperación económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *