Optimismo en el crecimiento de las energías renovables

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Gracias al impulso que los países emergentes están dando a las energías limpias, sobre todo China, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) se ha mostrado optimista en su pronóstico del crecimiento de la energía renovable. Al menos con respecto al año pasado, se espera que espera que supongan aproximadamente 24 por ciento de la electricidad del mundo en los próximos tres años, acercándose al gas y doblando a la energía nuclear.

Desde la AIE incluso concretan que, para 2016, las renovables serán una fuente de electricidad mayor que las centrales eléctricas de gas en todo el mundo. Ello se debe, fundamentalmente, al fuerte crecimiento de la eólica, la solar y la hidroeléctrica, la eólica y la energía solar en las mencionadas economías emergentes.

Como es sabido, para que las energías renovables se abran camino han de ser accesibles, algo que no cesa de ocurrir a nivel global gracias a un menor coste que las hace más competitivas frente a los combustibles fósiles. Tal y como explica la directora ejecutiva de la AIE, Maria van der Hoeven, está produciéndose esta extensión en puntos geográficos desacostumbrados, más allá de Europa y Estados Unidos.

La amenaza del carbón

Cada vez son más los países asiáticos, latinoamericanos y de Medio Oriente que apuestan con fuerza por las energías renovables, principalmente gracias a esa disminución de costos. Su avance en este campo, sin embargo, todavía es incipiente, aunque ya se adivina una progresión constante y un cambio hacia un nuevo modelo.

Pero no todo es de color de rosa, ni mucho menos verde. El negro carbón tiñe de pesimismo esta alegría, al menos en parte. No en vano, su producción ha crecido tremendamente. Disparado por completo, las plantas eléctricas de carbón no dejan de amenazar el precario equilibrio del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *