Paneles solares en una cárcel de California


En Estados Unidos y, en especial, en algunos Estados como California, las cárceles rebosan de presos. El sistema penitenciario no puede hacerse cargo de tanta gente. Eso no sólo resulta un problema social, sino también medioambiental, ya que para atender a tantos recursos se necesitan muchos recursos naturales. Entre otros, energía.

Ante este panorama, la cárcel de Merced County ha decidido reducir costes sin reducir los servicios apostando por la energía solar. Además, es una ayuda para que el Estado de California cumpla con sus objetivos de energía renovable. Así, esta prisión ha anunciado que va a instalar paneles fotovoltaicos que producirán 1,4 megavatios de energía en sus edificios correccionales del condado de El Nido.

El sistema será desarrollado e instalado por Siemens y generará suficiente electricidad para satisfacer aproximadamente el 70% del consumo de electricidad de la cárcel. La instalación consta de dos partes con forma triangular, con un total de 6.272 paneles solares. Además, para completar la medida, Siemens ha renovado la iluminación del complejo carcelario para hacer la instalación más eficiente.

De acuerdo con los responsables del proyecto, el condado donde se sitúa la prisión se beneficiará del ahorro de casi 1,6 millones de dólares durante cinco años, dinero que irá destinado a otras obras públicas necesarias para la región. Además, se ahorrarán casi 14 millones de dólares en las facturas de electricidad durante 25 años. El ahorro total durante ese tiempo para las cuenta públicas del condado de Merced se ha calculado en casi nueve millones de dólares.

Una política sostenible y una apuesta por las renovables que se desarrollan en edificios públicos y que beneficiarán a todos. En primer lugar, porque disfrutarán de un mejor medio ambiente. Y, por otra parte, un ahorro de dinero público es un ahorro para el ciudadano. No es necesario hacer recortes para afrontar la crisis. Es preferible saber invertir. Por ejemplo, en renovables. Es apostar por un futuro mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *