París inaugura un sistema para generar energía a partir de aguas residuales

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ennesys, en colaboración con OriginOil, va a desarrollar en la capital francesa un sistema que generará energía a partir de las aguas residuales de la ciudad. OriginOil, una empresa con sede en Estados Unidos, proporcionará las algas con las que producir la energía. El sistema produce energía limpia y renovable a partir de esas algas en combinación con las aguas residuales de la ciudad. Por otra parte, en el proceso, se limpia el agua, que queda disponible para su uso como aguas grises.

Para Ennesys, las algas son el futuro de los combustibles limpios y baratos. (A propósito, tengo la impresión de que cada vez vamos a oír más frases de ese tipo, cambiando el tipo de combustible.) El sistema que se implantará en París cosecha algas en fotobiorreactores hechos de policarbonato utilizando para su alimentación aguas residuales, luz y dióxido de carbono (CO2). Por tanto, en pequeña medida, también se lucha contra el cambio climático.

Los paneles recolectores de algas serán instalados en la fachada de un edificio, de modo que aún cumplirán otra función más que beneficiará al medio ambiente (¿cuántas llevamos ya?): servir de aislamiento, refrescando el interior en verano y protegiendo del frío en invierno.

Cuando las algas han crecido lo suficiente, se recolectan para ser usadas como materia prima (biomasa). Según los responsables del proyecto, su valor energético es similar al del carbón. De este modo, la energía que necesita el edificio será proporcionada por una energía ecológica. Además, como en el proceso no se usa ningún tipo de químicos, el agua puede volver a ser utilizada y, finalmente, se puede utilizar en los inodoros. Es decir, que aún quedaba una ventaja: el ahorro de agua.

Parte de una ambiciosa política medioambiental

Es uno de las iniciativas del plan francés para una política medioambiental estricta, que tiene por objetivo llegar a una reducción del 20% en el consumo de energía y a un crecimiento del 20% en el uso de energías renovables para el año 2020. Parte del plan se basa en que los edificios generen más energía de la que utilizan y procesen las aguas residuales en vez de desecharlas al sistema de aguas municipales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *