Planta de cogeneración con biomasa forestal y pellets

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Montseny es un pequeño macizo montañoso entre las provincias españolas de Barcelona y Gerona. Es Parque Natural y fue declarado por la Unesco en 1978 Reserva de la Biosfera. Allí se proyecta la primera planta de cogeneración de energía procedente de biomasa forestal combinada con la producción de pellets que se construirá en Cataluña.

Dicha planta se levantará en La Garriga (en la región del Vallès Oriental) y prevé estar a pleno rendimiento dentro de tres años. La empresa Rebrot i Paisatge ha llegado a un acuerdo con los propietarios forestales del macizo del Montseny para suministrar a la central el combustible forestal necesario para su funcionamiento. Este material se compone, fundamentalmente, de restos silvícolas y madera.

La Asociación de Propietarios Forestales del Montseny va a garantizar, según un acuerdo, el aprovisionamiento de biomasa forestal para el proceso de cogeneración y de madera para la fabricación de pellets (pequeñas porciones de biocombustible granulado de madera). Este convenio prevé, así mismo, la creación de la marca Pellets del Montseny.

Este proyecto supondrá una inversión de 20 millones de euros y generará cinco megawatios (MW) de potencia eléctrica. Esto supone el equivalente aproximado al consumo de electricidad de 3.000 hogares, es decir, el 10% de la energía renovable que debe generar Cataluña antes de 2020, según el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables (Paner). Además, para la construcción de la infraestructura necesaria, se prevén crear un centenar de empleos.

La planta de La Garriga será la primera que combinará la generación de electricidad con el secado de la madera para la producción de pellets y prevé la combustión de 60.000 toneladas al año de residuos forestales, es decir, el producto que se desecha en las podas y los materiales procedentes de la gestión del bosque, que serán recogidos en un radio de 50 kilómetros alrededor de la planta generadora de energía.

Cuando esta nueva central se encuentre en funcionamiento, cuando exista un gran excedente de madera a consecuencia de los temporales de nieve y viento, como ha ocurrido este mismo año, no se tendrá que exportar a otros países y se podrá usar en las cercanías para generar energía renovable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *