El papel de la gestión forestal en la bioeconomía



arboles
El sector forestal tiene mucho peso en España, especialmente en comunidades autónomas como Galicia, donde se producen más de 80.000 cortas de madera al año y se generan unos 300 millones de euros por la venta de dicha madera.

La aportación a la economía del PIB gallego en 2012 fue considerable, ya que representó un 1,8% del PIB, si bien es cierto que ese porcentaje era del 3,5% en 2000. Es uno de los pilares de la bioeconomía, ya que genera empleo directo para 15.000 personas, lo que se traduce en un 1,3% del empleo total en Galicia, además de ser responsable de unos 60.000 puestos de trabajo indirecto (un 5,3% del empleo total en la comunidad autónoma). Se calcula que por cada 100 metros cúbicos que se transforman se sostiene un empleo, un dato que sin duda alguna refuerza su importancia.

Sostenible, eficiente y capaz de crear puestos de empleo

El sector forestal en Galicia es toda una oportunidad. Tanto la demanda como el potencial de consumo no dejan de crecer con el paso de los años, motivo por el cual las empresas deberían invertir más dinero en ello. No hay que olvidar que apostar por la bioeconomía repercute de forma positiva en la sociedad, ya que se genera valor económico empleando recursos de origen biológico de manera sostenible y eficiente.

bosque-visto-desde-arriba
Uno de los objetivos de la bioeconomía es el de producir y vender alimentos, pero también productos forestales, bioproductos y bioenergía que se obtienen gracias a las transformaciones físicas, químicas, bioquímicas o biológicas de la materia orgánica que no se destina al consumo animal o humano. Los procesos son respetuosos con el medio ambiente y fomentan el desarrollo del entorno natural, así que todo son ventajas.

Con la gestión forestal se mejora la calidad de los suelos, se fija el CO2, se reduce el riesgo de incendios, se regula el ciclo del agua, se obtienen materias primas para bioproductos y se reducen los procesos erosivos. Por eso, y por todo lo que aporta a la economía de un país a través de su integración en la bioeconomía, conviene potenciarla.

La bioeconomía forestal permite aprovechar de una forma más eficiente la madera en la cadena de valor para fabricar productos más duraderos y ampliar la capacidad de reciclaje. y además se sustituyen materiales que son desfavorables en su balance de CO2.

Por poner un ejemplo, para la construcción de una casa de unos 100 metros cuadrados se emiten unas 40 toneladas de CO2, pero si los materiales empleados se sustituyen por madera las emisiones cambian de forma radical.

bosque

#CoñecementoParaTodos

Con el objetivo de hacer llegar información contrastada a la sociedad, #CoñecementoParaTodos ha nacido como una iniciativa puesta en marcha por personas con amplia base científica. Gracias a ello es posible acabar con las falsas creencias en temas como la bioeconomía, las energías renovables o la biomasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *