Proyecto Zèfir, eólica marina en aguas profundas en Tarragona

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El proyecto de investigación Zèfir pretende desarrollar la energía eólica marina en la costa de Tarragona. La organización Ecologistas en Acción pide que sus resultados sean públicos y transparentes, así como que el enfoque atienda prioritariamente la evaluación de los impactos ocasionados al medio ambiente.

Es esencial para el futuro del planeta, desarrollar políticas energéticas que busquen el ahorro y la eficiencia. El objetivo: un futuro cien por cien renovable. Por otra parte, este tipo de energías son una fuente importante de empleo y de independencia y seguridad energética.

La energía eólica es la tecnología que más ha crecido en los últimos años. Su futuro pasa por la instalación de aerogeneradores marinos, donde el viento es más intenso y estable. En el caso de España, la gran profundidad de las aguas cercanas al litoral peninsular hace necesaria la investigación en tecnología de aerogeneradores flotantes. Su desarrollo permitirá afrontar retos como el cambio climático, la dependencia de energías fósiles y nucleares, y el cambio de modelo energético.

El Proyecto Zèfir será una planta de investigación internacional para el ensayo de aerogeneradores marinos en aguas profundas que se ubicará en la costa de l’Ametlla de Mar y se desarrollará en dos fases. La primera consistirá en la instalación de un máximo de cuatro aerogeneradores anclados al fondo del mar, a unos 3,5 kilómetros de la costa, con una potencia total no superior a los 20 MW; y la segunda contará con un máximo de 8 aerogeneradores flotantes que se instalarán a unos 30 kilómetros de la costa y que sumaran un máximo de 50 MW.

El Proyecto Zèfir es una oportunidad para ubicar a Cataluña y al Estado Español en primera línea mundial de investigación sobre la eólica marina en aguas profundas. Pero el proyecto puede ser, además, un banco de pruebas de aspectos ambientales: en especial, cómo afecta esta tecnología a peces, mamíferos y la avifauna marina, pues la zona escogida es un área de gran concentración de aves. También debe considerarse el impacto sobre la hidrología y los sedimentos del fondo marino, impacto de los campos electromagnéticos, el ruido y las vibraciones.

El Proyecto Zèfir se implantará en dominio público marítimo y cuenta con participación pública, tanto de administraciones como de universidades. La tecnología y los estudios que se desarrollen tienen que servir al interés general y garantizar el acceso público a los conocimientos generados, así como los derechos a la información, a la transparencia y a la participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *