Proyectos fotovoltaicos de electricidad rural en Bolivia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El Proyecto GPOBA (Global Partnership Output Based Aid, Asociación Mundial para la Ayuda en Función de Resultados) impulsa, a través del Gobierno boliviano, el plan “Electricidad para vivir con dignidad”, con el objetivo de desarrollar infraestructuras para hacer posible el suministro de servicios de electricidad con sistemas fotovoltaicos en zonas rurales, así como el suministro de lámparas y linternas solares (Pico PV).

La finalidad del proyecto es proporcionar energía eléctrica con sistemas fotovoltaicos a familias, centros sanitarios y escuelas que no cuentan con este recurso básico por vivir en área rurales y empobrecidas. En una primera etapa, el programa ha sido ejecutado por el consorcio Energetica-Sie y se han instalado 6.479 sistemas en diferentes hogares y otros 52 sistemas sociales que han beneficiado a 32 escuelas y a 19 centros sanitarios.

En la actualidad, se está desarrollando la segunda etapa, que tiene como objetivo instalar un total de 7.067 sistemas fotovoltaicos y distribuir 1.650 lámparas en cuatro departamentos, de los que un 67% serán instalados por Energetica en un trabajo en el que colaboran el Gobierno, las gobernaciones y los municipios. Se llevarán paneles solares a poblaciones dispersas y de bajos recursos, lugares a los que es imposible llevar energía a través de la red general del país.

Un pico PV es un sistema solar fotovoltaico, normalmente, con una potencia menor a 5 W, que ofrece una solución básica de iluminación, una linterna solar cuyo coste ronda los 100 dólares (80 euros).

El proyecto contempla dos fases macro: la instalación de los sistemas, que se realizará los primeros 18 meses, desde octubre pasado hasta marzo del año que viene, y la fase de mantenimiento, que se llevará a cabo durante los dos años posteriores a la etapa de instalación, es decir, entre 2013 y 2014, con actividades transversales de capacitación.

Llevar energía renovable a las zonas rurales y pobres permitirá a muchos bolivianos estudiar, formarse, trabajar y, en definitiva, desarrollar su economía y aumentar su calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *