Redes inteligentes distribuyen la energía según las necesidades del consumidor


Hay que apostar por las renovables. Pero también hay que conseguir que, tanto la población como las empresas, ahorren electricidad y busquen una mayor eficiencia energética. Entre otras medidas, hay que intentar no perder tanta electricidad por el camino. Según las estadísticas, aproximadamente el 30% de la energía eléctrica producida en Europa se pierde por fallos en la red de distribución.

Por esta razón, los investigadores desarrollan desde hace años las llamadas “redes inteligentes”. Estas redes son unos dispositivos eléctricos que responden de forma inteligente al comportamiento y las acciones de todos los usuarios conectados. El objetivo es un gasto energético eficiente y económico. Además, estas redes inteligentes integrarán en la distribución energías renovables y limpias como la solar y la eólica.

Estas fuentes de energía intermitentes, como las mencionadas solar y eólica, deben ser usadas o almacenadas siempre que estén disponibles. En Trieste, Italia, el Consejo de Investigación Nacional (CNR) trata de llegar a avances en estas redes inteligentes de electricidad. En definitiva, se buscan nuevas tecnologías que logren una mayor eficiencia en la distribución eléctrica.

En el caso concreto de la energía solar, se busca adaptar la cantidad de producción de energía a las necesidades de una determinada zona. También se busca combinar los recursos tradicionales con la energía limpia del Sol cuando la energía solar no cubra la demanda. Todo ello será posible guardando todos los datos de consumo eléctrico en una pequeña tarjeta de memoria (parecida a las que se usan para las cámaras de vídeo).

Esa tarjeta de memoria se inserta, a través de una conexión usb, al panel fotovoltaico. Gracias a la ayuda de una red wifi se puede distribuir la energía producida por los paneles solares según las necesidades de cada punto en un área específica. De este modo, cada dispositivo conectado a la red recibirá la cantidad de energía que necesita. Ni más ni menos. Un sistema eficiente gracias a la tecnología informática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *