Toyota diseña la ciudad del futuro que funcionará con energía solar e hidrógeno

ciudad-futuro
Toyota está trabajando en la creación en Japón de un prototipo de la ciudad del futuro, que será sostenible al 100% y en la que se apuesta por la utilización de la energía solar y del hidrógeno para su funcionamiento. Un entorno que será un auténtico banco de pruebas real de tecnologías en pro de una mayor sostenibilidad y cuya primera piedra está previsto que se ponga en 2021.

La ciudad

La nueva ciudad, que estará a los pies del monte Fuji, ha sido bautizada como Woven City, es decir, ciudad entrelazada. Este entorno tiene la particularidad de ser totalmente sostenible y estar basado en fuentes de energías alternativas como la solar y el hidrógeno, empleándose este último a través de pilas de combustible.

Este entorno totalmente conectado ha sido diseñado por Toyota con el fin de probar las diferentes tecnologías relacionadas con la autonomía, robótica, movilidad personal, hogares inteligentes e inteligencia artificial dentro de un espacio real.

La ciudad, que está concebida para que vivan alrededor de 2.000 personas, tendrá una superficie de 70 hectáreas en las que se probarán de la mano de investigadores y residentes permanentes todas estas tecnologías para conocer su funcionamiento.

ciudad-futuro
Este entorno también favorecerá un marco adecuado para desarrollar las tecnologías del futuro y todo un sistema operativo digital para la infraestructura de la ciudad. Por ejemplo, la conexión entre las personas, edificios, vehículos y la comunicación entre ellos, a través de datos y sensores, propiciarán probar tecnologías de Inteligencia Artificial conectadas en el ámbito virtual y físico.

Sostenibilidad

La ciudad tendrá los edificios construidos principalmente con madera y siguiendo técnicas tradicionales japonesas para reducir la huella de carbono. Las viviendas estarán dotadas de modernas tecnologías y sistemas robóticos domésticos para ayuda en las tareas del hogar, aparte de sistemas de IA con sensores para supervisar el estado de salud de los ocupantes, mejorar su día a día y encargarse de sus necesidades básicas.

Además, las azoteas contarán con paneles fotovoltaicos para obtener energía solar. También se empleará en el entorno vegetación endémica y cultivos hidropónicos y vehículos para desplazarse por la ciudad totalmente autónomos y sin emisiones.

Artículos relacionados:

Así será el primer buque de hidrógeno que navegará sin emisiones

El mayor complejo comercial de Sevilla empleará energía de origen 100% renovable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *