Un año generando electricidad con las olas del mar en Mutriku

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En Mutriku, hace un año que funciona la primera planta comercial europea que genera energía eléctrica mediante las olas del mar. Es un hito en el desarrollo de esta tecnología verde y un atractivo para la localidad, que recibe la visita de empresas, estudiantes y turistas.

En un año, la planta ha producido 200.000 kWh, electricidad suficiente para abastecer el consumo de doscientas personas. Tras un año en marcha y un minucioso análisis de su funcionamiento se ha constatado la buena respuesta de la planta a las diferentes situaciones del mar. Durante este segundo año de funcionamiento, se espera mejorar el ajuste para que la planta funcione mejor y produzca más energía.

Hay que tener en cuenta que Mutriku es una planta de tecnología innovadora y, por tanto, no se cuenta con experiencias comerciales previas. Está marcando un camino. Es la primera vez que se prueba la tecnología en condiciones reales.

La producción de la planta en el primer año ha alcanzado los 200.000 kWh, pero se espera que, una vez comprobada la fiabilidad de funcionamiento del programa de control, el funcionamiento de la planta pasará al modo automático y, con ello, se conseguirá la producción óptima, esto es, 600.000 kWh/año, equivalente al consumo de seiscientas personas.

Este año no ha estado libre de incidentes. El temporal sufrido a mediados de diciembre de 2011 fue el único grave y obligó a parar la planta por precaución para protegerla ante las grandes olas. Tras el temporal se pudo comprobar la buena respuesta del diseño estructural para proteger la parte de generación de energía, que no sufrió ningún daño.

La caseta de control, situada detrás del dique, sí resulto dañada, ya que reventaron las puertas y se inundó la sala de control. Este incidente obligó a sustituir las puertas dañadas y a colocar unas antepuertas más robustas para evitar que se repita un incidente similar.

La planta recibe solicitudes para visitarla desde diferentes ámbitos que han alcanzado las quinientas personas: grupos empresariales de países europeos, expertos asistentes a congresos internacionales, empresas tecnológicas del sector de la energía, grupos universitarios, colegios, asociaciones culturales e, incluso, turistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *