Un terremoto produce un apagón en una central nuclear de EE UU

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Se ha producido un terremoto de 5,9 grados en la escala de Ritcher en la costa este de Estados Unidos. En el estado de Virginia, situado en el centro de dicha costa, la central nuclear North Anna sufrió un apagón debido al temblor de tierra y ha dejado de funcionar. Más el norte, en la ciudad de Nueva York, aunque se ha notado el seísmo, no ha habido daños importantes.

En la citada planta nuclear North Anna se usa la energía de reserva, es decir, la proporcionada por combustible diésel, para refrigerar el combustible nuclear, según ha informado la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos (NRC). Han sido diez instalaciones nucleares ubicadas en cuatro diferentes estados las que han sufrido algún que otro percance.

Los dos reactores de North Anna (que se conectaron a la red en 1978 y 1980, respectivamente) se apagaron automáticamente tras producirse el terremoto. Todavía no se sabe si la planta ha sido dañada. Aunque la fuerza del terremoto es mucho menor que el ocurrido cerca de Fukushima, para la población es inevitable comparar. La empresa que opera la central, Dominion Generation, intenta localizar a todos sus trabajadores, pero las líneas telefónicas del interior del recinto no funcionan y no hay contacto con la planta desde el exterior.

De momento, no parece que se haya producido ningún escape de radiación. Estados Unidos tiene 104 reactores nucleares funcionando en 77 diferentes instalaciones nucleares repartidas en 31 estados. Todas esas plantas nucleares producen el 19% de la electricidad que se consume en el país.

Según la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos, el nivel de emergencia es el segundo más bajo dentro de los cuatro niveles que existen. El terremoto se produjo antes de las dos de la madrugada del martes 23 de agosto. Tanto el personal de la planta como inspectores de la NRC se encuentran analizando los daños que haya podido sufrir la planta, que fue construida para resistir terremotos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *