Nueva ley de energía japonesa para alejarse de la nuclear

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Fukishima es una pesadilla de la que Japón no despertará del todo hasta que las energías limpias sustituyan a las centrales nucleares niponas. Pero para eso todavía queda mucho. De hecho, el país sigue apostando por ellas, si bien acaba de aprobar una ley limpia para, al mismo tiempo, poder ir alejándose para siempre.

El fomento de las energías limpias que promocionará la ley que entra hoy en vigor reducirá la dependencia de la energía nuclear. Y lo hará siguiendo el modelo alemán o español, en su caso obligando a las diez eléctricas regionales niponas a adquirir toda su electricidad generada a partir de energía solar, eólica o geotérmica.

Sólo su aprobación ha multiplicado el número de empresas dedicadas a la producción eléctrica a través de las distintas fuentes renovables. Actualmente, en todo el país están levantándose 110 parques fotovoltáicos y una veintena de eólicos, con una inversión total de 6.000 millones de euros y una producción conjunta de la electricidad que producirían dos reactores nucleares.

La competencia empresarial se dará entre distintas fuentes de energía y también entre empresas autóctonas y extranjeras, especialmente las chinas, muy competitivas. Se espera, además, que el gigante asiático no desaproveche una oportunidad como ésta, sobre todo en un momento europeo bajo a consecuencia de la crisis de la deuda.

En unas cuantas semanas el gobierno nipón establecerá su objetivo de dependencia nuclear para el 2030, que puede ser desde un utópico 0 por ciento hasta un máximo del 25 por ciento. Expertos analistas dicen que la posibilidad más realista será la del 15 por ciento de dependencia. Será una decisión polémica, en todo caso, pues buena parte de la opinión pública está en contra de las centrales nucleares. Antes de producirse el accidente de la central de Fukushima, casi un tercio de la electricidad del país procedía de la energía nuclear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *