Una alumna de 26 años inventa una planta de biomasa que no genera residuos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La alumna de tan sólo 26 años, que estudia Ingeniería Química en la Universidad de Salamanca, ha diseñado una planta que usa la biomasa, no sólo para generar energía, sino que también usa los residuos, convirtiéndose en un sistema de aprovechamiento integral de la biomasa forestal. Una vez finalizado el proceso completo, no queda ningún residuo.

Las cenizas que se producen por la combustión de la biomasa son utilizadas para la fabricación de hormigón y de fertilizantes. En definitiva, el proceso se alimenta con deshechos, pero no genera ninguno.

La responsable de la idea es Isabel Pérez, leonesa, de 26 años. Optó por este proyecto porque descubrió que nadie había tratado de solventar el problema de los residuos de la biomasa después de usarse como fuente energética. Hasta ahora, los residuos (las cenizas) se transportan a vertederos. Por tanto, hay un gasto de combustibles fósiles y se contamina el ambiente.

La biomasa forestal se considera un recurso energético ecológico y limpio. Sin embargo, genera un residuo. Con este nuevo sistema, queda resuelta la única pega que se podía poner a la biomasa. Además, es viable desde el punto de vista económico.

Energía renovable, fertilizantes y hormigón

El proyecto contempla una planta que transforma la biomasa forestal en energía térmica por combustión: se aprovecha el calor para producir vapor a alta presión y así se obtiene energía eléctrica. Las cenizas que se originan en el proceso se usan para fabricar hormigón. Otro tipo de cenizas, las que quedan en la parrilla, y que tienen un alto contenido en calcio, magnesio y potasio, se destinan a la fabricación de fertilizantes.

En resumen, ¿quién da más? Energía térmica, energía eléctrica, fertilizantes y hormigón en una sola planta y sin generar residuos.

Se prevé que la central proyectada genere 1.700 kWh por tonelada de biomasa seca quemada. Por otra lado, el fertilizante se puede usar para echar al suelo en una cantidad de hasta 30 toneladas por hectárea. La planta produce unos 16 kilogramos de cenizas de parrilla por tonelada de biomasa seca quemada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *