Ventanas inteligentes para lograr eficiencia energética


Los métodos para lograr la eficiencia energética no tienen por qué ser complicados. Unas cortinas o bajar las persinanas para impedir que entre la luz del sol o abrir la ventana cuando el ambiente exterior es fresco son gestos que ayudan a templar el interior de una casa.

El problema es que no siempre se puede estar en casa para abrir la ventana o bajar la persiana. Por ello, científicos surcoreanos han inventado lo que se puede denominar una ventana inteligente. Esta nueva ventana es capaz de transformarse de transparente a opaca de manera casi instantánea y automática, lo que consigue un ahorro de energía mucho más eficiente del que hasta ahora se había conseguido.

Cuando la temperatura del exterior sube, la ventana se oscurece, de modo que no deja entrar el calor. Cuando fuera hace frío, se vuelve transparente para que entren los rayos de sol y se caldee el ambiente interior. Sencillo y efectivo. Y eficiente, pues no necesita de una complicada instalación eléctrica para funcionar y se pueden ubicar en cualquier edificio.

Ya existen ventanas que usan este método. Sin embargo, no son tan ŕapidas. La nueva tecnología permite en unos pocos segundos el cambio de opaco a transparente sin necesidad de ninguna acción manual y, además, a un menor coste.

La novedosa tecnología de estas ventanas inteligentes utiliza partículas cargadas llamadas iones, intercalada entre capas de vidrio. Mediante la aplicación de corriente se cambia la opacidad por la transparencia. Además, se usa un polímero especial y otro tipo de partícula cargada conocida como contraión, así como sustancias como el metanol. El resultado es un vidrio mucho más barato de fabricar y mucho menos tóxico que que actualmente se puede adquirir en el mercado.

El propietario de un piso que tenga estas ventanas inteligentes puede ahorrar en calefacción, en refrigeración y en iluminación. En verano, las ventanas evitan que el interior de un edificio se caliente durante el día, reflejando la luz solar. Y, durante el invierno, pueden mantener una habitación caliente absorbiendo el calor del sol durante las horas de sol.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *