Wind Lens, revolucionario concepto de aerogeneradores más eficientes


Wind Lens en un nuevo diseño en las turbinas que tratan de aprovechar la energía del viento de una manera más eficiente. La idea es modificar la estructura y diseñarla en forma de anillo, al que han llamado “lente” (lens), al que rodean hojas, desviando el aire.

El sistema crea una turbulencia gracias a la nueva configuración, creando una zona de baja presión detrás de la turbina y causando que pase más viento a través de la turbina. Si hay más viento, aumenta la rotación de la cuchilla y la producción de energía. Yuji Ohya, profesor de la Universidad de Kyushu, de Japón, ha presentado esta revolución en la tecnológica eólica en el marco de la Exposición Internacional de Energías Renovables celebrada en Yokohama.

El dispositivo, según sus creadores, será capaz de triplicar la cantidad de energía que se produce respecto a los generadores eólicos tradicionales. Si los cálculos efectuados por Yuji Ohya son correctos, Japón podría reemplazar algunos de sus reactores nucleares con parques eólicos en los que los molinos cuenten con este tipo de turbinas.

Desde que Japón fue golpeado por el tsunami y sufrió el accidente de Fukushima, el país trata de ahorrar energía y buscar alternativas a la energía nuclear. El desastre natural se ha convertido en un acicate para desarrollar las renovables. En la actualidad, ninguna central nuclear se encuentra funcionando en el país. Pero los japoneses siguen necesitando electricidad.

Los ciudadanos japoneses están convencidos de que no hay otro camino que desterrar las nucleares para siempre. Esta innovación en el diseño de los aerogeneradores puede ser el paso definitivo hacia el fin de lo nuclear y, además, podría colocar a Japón como líder en renovables.

De momento, Wind Lens sólo es un concepto. De momento, la energía eólica representa aproximadamente el 2% de toda la energía que se produce en el mundo, unos 159,2 gigavatios (GW). De momento… Este tipo de innovaciones son las que pueden producir la verdadera explosión de la energía eólica y, en definitiva, de las renovables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *