Arancel europeo del 11,8% a los paneles solares chinos


El arancel que la Comisión Europea ha endilgado a los paneles solares de China no serán del 47 por ciento, tal y como pretendía en un principio. Finalmente, se quedarán en un 11,8 por ciento, a la espera del resultado de las investigaciones que habrán de confirmar las actuales sospechas de dumping o venta de estos productos por debajo de su coste.

La rebaja de la sanción se produce tras la oposición a la medida manifestada por un total de 14 países, la mayoría de los 27 de la UE, frente a la que proponían una solución negociada basada en el diálogo. De este modo, de cara a China la rebaja del arancel también se interpreta como una oportunidad para que el gigante amarillo reaccione y finalmente cambien las cosas sin necesidad de castigos.

Si en dos meses Pekín no acaba con el tan dañino dumping, se aplicarán las medidas previstas inicialmente, concretamente el 6 de agosto, cuatro meses antes, incluso, del final de la investigación, cuyas conclusiones sabremos en diciembre.

Decisión pendiente

Estas sanciones provisionales se convertirán en permanentes por un periodo de 5 años si así lo deciden los Estados Miembros que, entonces sí, tendrán voz y voto. Hasta ahora, la primera decisión la ha tomado Bruselas, contradiciendo las oposiciones estatales.


En contra de la opinión de Alemania, país que lideraba la oposición de los Estados miembros, la Comisión puntualiza que la medida “no es proteccionismo sino un intento de garantizar las reglas del comercio internacional”, afirma el comisario de Comercio, Karel de Gucht.

De acuerdo con la investigación de Bruselas, el precio “justo” de los paneles chinos debería ser un 88 por ciento superior al de venta en la UE, una práctica que “ha perjudicado claramente a la industria europea”, haciendo peligrar hasta 25.000 puestos de trabajo e incluso “la supervivencia del sector”, espeta De Gucht.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *