Así es la herramienta que mide el impacto ambiental de los convertidores undimotrices

mar
La energía marina se va abriendo paso poco a poco en los diferentes países. Sin embargo, todavía hay aspectos que frenan su desarrollo. Una nueva herramienta puede darle ahora un buen empujón a su implementación, ya que permite subsanar uno de los principales inconvenientes que las administraciones ven a la hora de la expansión de esta energía. Esta herramienta tiene la función principal de medir el impacto de los convertidores undimotrices que se emplean para convertir la energía marina en electricidad.

El desarrollo

Esta herramienta ha sido desarrollada en el centro tecnológico AZTI y con ella se da un paso más e importante para solventar los escollos no tecnológicos en el avance de las energías marinas a la hora de conceder los permisos para la explotación de recursos como las olas, corrientes o mareas.

La aplicación de AZTI se basa en una herramienta de evaluación del riesgo ecológico. De este modo, se puede medir el impacto de los convertidores undimotrices. En concreto, se evalúa la afección al ecosistema de tres tecnologías diferentes de convertidores de energía de las olas: columna de agua oscilante, convertidores de sobretensión de onda oscilante y turbinas de oleaje.

Además, este sistema tiene la ventaja de que aborda todas las fases del ciclo de vida de estas tecnologías de conversión energética, comprendiendo desde su instalación hasta la explotación y desmantelamiento.

mar
El funcionamiento es sencillo. Solo es necesario indicar las características de la instalación que se va a realizar, teniendo en cuenta varios parámetros: número de dispositivos, superficie total autorizada, capacidad productiva instalada en megavatios, años de duración del proyecto y área reservada por dispositivo. Así, se consigue una estimación de la magnitud del proyecto.

Sobre esta base, la herramienta permite definir y caracterizar los distintos tipos de presión, probabilidad e intensidad, teniendo en cuenta posibles presiones sobre el ecosistema, hábitats y especies.

La solución también contempla la posible entrada o propagación de especies no autóctonas y patógenos, aparte del impacto de especies autóctonas como pájaros, mamíferos, peces o reptiles, entre otros. Las afecciones sobre los fondos marinos igualmente son tenidas en cuenta.

Rapidez

Aunque todo este proceso puede parecer largo y tedioso, lo cierto es que es inmediato con esta herramienta. A través de un gráfico, se muestran las presiones que pueden ser producidas por los captadores de energía del oleaje y las características del ecosistema que podrían verse alteradas por cada una de las tecnologías y fase del ciclo de vida. Y todo ello teniendo en cuenta los parámetros de la Directiva Marco sobre la Estrategia Marina.

Artículos relacionados:

Crean una plataforma digital para reducir los fallos en el pitch de los aerogeneradores marinos

El hidrógeno verde puede hacer sostenible el transporte marítimo internacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.