Centroamérica produce casi el 70% de su electricidad con renovables

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Según un informe elaborado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), el uso de las fuentes de energía renovables produjo el 60,9% de la totalidad de electricidad generada en Centroamérica entre los años 2008 y 2009.

Este informe de la CEPAL indica que Costa Rica es el país que mayor porcentaje de energías renovables usa en su producción eléctrica, pues genera un 95,1% del total de su energía de este modo. La lista la completan Panamá (con un 57,3%), El Salvador (57,1%), Guatemala (53,2%), Honduras (45,7%) y Nicaragua (26,5%).

En 2009, la producción de energía en la región fue de 39.114,7 GWh. Según la CEPAL, durante 2009, la generación de energía provino de las siguientes fuentes: hidráulica, en un 47,5% del total; petróleo y sus derivados, un 37,3%; geotérmica, un 7,9%; caña de azúcar, un 4,4%; y eólica, un 1,1%.

El Director de la Fundación Centroamericana de Energía (BUN-CA), José María Blanco, indicó que es muy satisfactorio saber que la región usa en un porcentaje tan alto fuentes limpias de generación de energía. Pero también ha señalado que seguirán por el mismo camino para disminuir, cada día más, la dependencia del petróleo. Ha afirmado, además, que hay que desarrollar, especialmente la energía eólica.

El informa de la CEPAL también señala que la producción de electricidad en el año 2009 fue de 39.114,7 GWh, lo que supone un 0,1% menos que el año anterior. Esta circunstancia se debe a la contracción y desaceleración de la economía. El consumo de energía eléctrica se redujo en tres países: El Salvador (3%), Honduras (1,3%) y Costa Rica (1%); mientras que aumentó en otros tres: Panamá (7,3%), Nicaragua (4,3%) y Guatemala (1%).

Con todo, desde la Fundación Centroamericana de Energía se tratará de promover políticas públicas que busquen la eficiencia energética y el ahorro de energía, así como incentivos a las industrias y comercios para la instalación de tecnologías y buenas prácticas para evitar el desperdicio. Otro ejemplo para todos los países de que es posible un mundo sostenible y sin energías contaminantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *