Combustible ecológico a base de periódicos viejos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los biocombustibles son respetuosos con el medio ambiente porque permiten prescindir de los contaminantes hidrocarburos, pero ¿son del todo ecológicos? Comparados con una nueva forma de fabricar combustible, no. Se trata de producir un sustituto de la gasolina con periódicos viejos.

Científicos de la Universidad Tulane (Estados Unidos) han descubierto una nueva cepa bacteriana, que se conoce con el nombre de TU-103, que usa papel para producir butanol, un biocombustible que puede sustituir a la gasolina y, además, es más eficiente y menos contaminante que otros combustibles limpios como el etanol.

TU-103 es la primera cepa de bacterias de la naturaleza que es capaz de producir butanol directamente a partir de celulosa, un compuesto orgánico. Así lo señala David Mullin, profesor asociado de biología celular y molecular y parte del equipo de investigación que ha descubierto esta nueva forma de producción de biocombustibles.

La celulosa se ​​encuentra en todas las plantas verdes y es el material orgánico más abundante en la tierra. Muchos científicos de todo el mundo estudian cómo convertir esa celulosa en butanol. Se calcula que, sólo en Estados Unidos, al menos 323 millones de toneladas de materiales celulósicos podrían utilizarse para producir butanol.

El descubrimiento de esta bacteria, la TU-103, en el excremento de animales, puede ser el principio para cultivar y desarrollar un método que produzca butanol de forma fácil y barata. La patente ya está en curso. Además, los costes de producción se abaratan porque es posible producir el butanol en presencia de oxígeno y, por tanto, el método es más sencillo.

El butanol, a diferencia del etanol, se puede usar en los motores de los vehículos actuales sin que sea necesaria ninguna modificación, puede ser transportado a través de los oleoductos existentes y ofrece más energía que el etanol. Un buen e inmediato sustituto de la gasolina.

Así que, por si acaso, no tires esos periódicos viejos que amontonas en casa: quizá en unos años valgan mucho dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *