Aceite de camelina como biocombustible para la aviación

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Desde hace un par de años, la Comisión Europea trabaja junto a la compañía aeronáutica Airbus y varias aerolíneas y productores de biocarburantes en la investigación y desarrollo de biocombustibles para la aviación. El objetivo es usar dos millones de toneladas de biocarburantes para la aviación civil de la Unión Europea en 2020.

Itaka es un proyecto que se enmarca en el Séptimo Programa Marco de la Comisión Europea y una herramienta esencial para lograr el objetivo marcado. Para ello, se investigan aceites de camelina y vegetales usados para fabricar biocombustibles.

Se trata de elaborar biocarburantes sostenibles, producidos en la Unión Europea y con materias primas propias. En otras palabras, biocombustibles de segunda generación que no compitan con la producción de alimentos.

Itaka (Initiative Towards sustAinable Kerosene for Aviation), a partir de esos criterios sostenibles y responsables, plantea y desarrolla un programa de biocarburantes avanzados en Europa. Su principal objetivo es producir combustible de aviación sostenible y renovable y probarlo en los sistemas logísticos existentes y en operaciones de vuelo convencionales en Europa.

Itaka se centrarán especialmente en la investigación del aceite de camelina europea y el aceite de cocina usado. Se quiere conseguir, al menos, un 60% de ahorro en las emisiones de gases efecto invernadero en comparación con el combustible más usado ahora, de origen fósil.


La camelina es una de las materias primas que más se emplea en los vuelos con biocarburantes. Aerolíneas como Lufthansa, Porter Airlines y Tarom, y fabricantes de aviones como Embraer y Airbus ya los han probado. Compañías aéreas como KLM y Thomson Airways han mezclado bicarburante de aceites usados en sus motores.

Proyecto multisectorial

El proyecto durará 36 meses y en él participan empresas y centros de investigación españoles como Biotehgen y Camelina Company España, que ya desarrolla otros proyectos similares.

La iniciativa atrae también a productores de biocarburantes (Neste Oil y RE-CORD), empresas de logística de hidrocarburos, otras vinculadas al transporte y la navegación aérea (Airbus, EADS, Embraer y Servicios y Estudios para la Navegación Aérea y la Seguridad Aeronáutica) y centros de investigación sobre sostenibilidad (EADS IW France, École Polytechnique Fédérale de Lausanne y Manchester Metropolitan University).

1 comentario

  1. los felicito muy bueno este articulo pero me gustaría saber si puedo descargarlo completo, estoy interesada en obtener mas información soy una estudiante y mi tesis esta basado en los desechos de alimento espero su pronta respuesta gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *