Compost y biomasa crean empleos en Aroche


En el municipio andaluz de Aroche se ha encontrado un yacimiento de oro verde perfecto para la creación de empleo. En realidad, no ha habido que picar muy profundo, tan sólo se reciclan elementos naturales, sin más secreto. Situado en un precioso paraje de la serranía onubense, además de su belleza ahora gestiona la masa forestal para la producción de biomasa, a la que suma el compost fabricado con los desechos ganaderos.

Gracias a la producción de compost y biomasa, por lo pronto, se han generado 30 puestos de trabajo estable, tanto para el tratamiento de la madera de árboles en una finca de unas 1.500 hectáreas como para la producción de compost en otra finca de alrededor de 2.500 hectáreas dedicadas a la ganadería extensiva.

Tal y como ha declarado la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Carmen Lloret, la iniciativa es interesante por mejorar la gestión ambiental y, al tiempo, ser una fuente de riqueza para sus habitantes.

Agricultura ecológica

Por un lado, se fertiliza el suelo de la agricultura ecológica, y al mismo tiempo acaba con el problema de la escasez del estiércol convencional ofreciendo una alternativa más sostenible y saludable tanto para la composición biológica de la tierra como para los consumidores.

El futuro podría pintarse de un verde más intenso si se sigue por este camino, pues en Aroche, como en tantos otros municipios serranos, el aprovechamiento maderero tiene un amplio campo de acción, al igual que el sector del compost.

De ampliarse la generación de biomasa, se podrían incluir grandes extensiones de bosques de alcornoques, encinas, etc. en este municipio. Ahora sólo falta que la iniciativa municipal se extienda a otros montes públicos para que los beneficios ambientales y económicos sigan sumando enteros en este pueblo o en cualquier otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *